Gobiernos acuerdan decisiones históricas para erradicar o regular desechos.

mayo 12, 2019 / Noticias

Alrededor de 180 países aprobaron hoy en Ginebra medidas vinculantes para regular por primera vez el flujo internacional de residuos plásticos, y adoptaron una serie de decisiones destinadas a proteger la salud humana y el medio ambiente de los productos químicos y desechos peligrosos.

La contaminación por plásticos ha alcanzado proporciones epidémicas y es reconocida como un problema ambiental de preocupación mundial. Se estima que actualmente 100 millones de toneladas de plástico se encuentran en los océanos, 80-90% de los cuales provienen de fuentes terrestres.

En la Conferencia de las Partes (COP) de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, los gobiernos modificaron el Convenio de Basilea para incluir los residuos plásticos en un marco legalmente vinculante que hará que el comercio mundial de estos materiales sea más transparente y esté mejor regulado, al tiempo que garantiza una gestión más segura para la salud humana y el medio ambiente.