Nuestras ciudades necesitan más purificadores de aire naturales

mayo 14, 2019 / Noticias

En la agitada vida de las ciudades, los parques urbanos son fuente de tranquilidad. Está comprobado que los árboles proporcionan grandes beneficios a la salud mental. Pero además de reconfortarnos, tienen una función crucial para nuestra salud física: limpiar el aire que respiramos.

El material particulado, que es especialmente dañino para los pulmones, se retiene en las superficies de los árboles, cuyas hojas actúan como filtros para los gases contaminantes, según el estudio Los efectos de los árboles y los bosques sobre la calidad del aire y la salud humana en los Estados Unidos.

Este informe también advierte que, si bien los árboles pueden mitigar el efecto de la contaminación del aire, los depósitos de contaminantes del aire en las hojas pueden afectar la fotosíntesis «y, por lo tanto, afectar la eliminación de la contaminación por los árboles».